21 / 04 / 2016

Los bots de conversación luchan por entender la complejidad del lenguaje humano

Comparte este artículo

Los robots de conversación aún tienen mucho que mejorar para entender la complejidad del lenguaje humano. Un reportaje de MIT Technology Review repasa las últimas novedades en el sector, así como los precedentes más antiguos

Por ejemplo, 30 Seconds to Fly, radicada en Alemania, está desarrollando un bot de conversación que funciona mediante SMS o la plataforma de mensajería Slack. La empresa utiliza herramientas proporcionadas por API.ai, una compañía de California (EEUU) que ha desarrollado un potente conjunto de herramientas para gestionar consultas escritas en lenguaje natural, pero que aún entiende mal a la gente.

Los bots de conversación, recuerda el reportaje, datan de los primeros días de la inteligencia artificial. Uno de los primeros, llamado Eliza, fue desarrollado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, Boston, EE.UU.) en 1964. Interpretando el papel de una psicoanalista, Eliza empleaba un sencillo truco para embaucar a la gente: planteaba preguntas estándar y a menudo volvía a replantear las propias afirmaciones de la gente en forma de pregunta. Pero cuando se desvía de la fórmula, Eliza pierde rápidamente el norte.

Comparte este artículo
Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete