Transformar una empresa “antigua y grande” en un negocio digital “ágil y moderno”

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook

El éxito digital requiere ofrecer nuevas propuestas de valor.

La estructura de las grandes compañías impide alcanzar la agilidad que buscan los directivos.

La agilidad, considerando como elemento fundamental la capacidad de responder con destreza y rapidez a los cambios tecnológicos y del mercado, es clave para el futuro de la organización.

Para muchos expertos la era digital comenzó hace aproximadamente 25 años con el lanzamiento del navegador Netscape. A día de hoy son muchos los ejemplos de organizaciones y grupos empresariales que todavía continúan ejercitándose para adoptar los avances de la tecnología digital en sus procesos y actividades.

La velocidad de crecimiento del mercado digital es impresionante. Por ejemplo: el dominio “youtube” se activó el 14 de febrero del 2005, y el primer video (Me at the zoo) fue subido el 23 de abril de 2005. Hoy, sólo 14 años después, en la popular plataforma adquirida por Google se suben más de 500 horas de video por cada minuto.

iconos, tecnología, negocios, transformación digital
Convierta su empresa en un negocio digital ágil y moderno

Son muchos los ejemplos de organizaciones actuales en las que parte de sus empleados sienten frustración, ya que disfrutan a nivel personal de todos los avances que los nuevos dispositivos tecnológicos permiten, pero, en sus trabajos, tienen que batallar con sistemas y aplicaciones primitivas que ralentizan sus tareas.

Y es que en particular las grandes empresas han tardado en adoptar las prácticas de organización digital. Según un estudio reciente de McKinsey, solo el 26% de las ventas mundiales se realizan a través de canales digitales y solo el 30% de las operaciones internas se han automatizado digitalmente.

La realidad es que muchas organizaciones han trabajado en la implementación de aplicaciones móviles, computación en la nube o análisis de datos al mismo tiempo que han lanzado al mercado una gran variedad de productos y servicios digitales. Esto es necesario, pero no suficiente.

Diseños comerciales digitales caracterizados por una configuración global

El éxito digital requiere ofrecer nuevas propuestas de valor para anticiparse y resolver los problemas de los consumidores, en lugar de solo venderles un abanico de productos y servicios.

Con el objetivo de lograr estos objetivos, es necesario trazar un diseño comercial digital que se caracterice por una configuración global, en la que se agrupen a las personas, los procesos y la tecnología.

Solo en ese momento la organización podrá desarrollar propuestas de verdadero valor y brindar ofertas que satisfagan las necesidades del consumidor- Todo ello impulsado con el uso de las tecnologías digitales.

El objetivo fundamental para que una empresa “antigua y grande” se convierta en un negocio digital exitoso, es mejorar la agilidad. Conseguir que la empresa responda de forma óptima a los cambios tecnológicos y del mercado.

Si lo que busca su empresa es convertirse un líder del negocio digital será necesario realizar cambios significativos y constantes. De esa forma su organización podrá ser ágil ofreciendo propuestas de valor convincentes. Para ello, será necesario contar con un ciclo de decisiones rápido y acelerar la ejecución en áreas y funcionalidades comerciales.

En el libro “Designed for Digital”, los autores exponen un estudio de cinco años de investigación y muestran con profundidad casos relacionados en empresas que no nacieron durante la era digital (Amazon, BNY Mellon, LEGO, Philips,…) y que han implementado tecnologías emergentes (IoT, la Inteligencia Artificial, blockchain,…) para rediseñar su modelo de negocio y conseguir el éxito digital.

La mayor parte de los lideres actuales confía en la estructura de la organización para implementar la estrategia, sin saber que en realidad la estructura impide alcanzar la agilidad que buscan. Por el contrario, utilizando un diseño comercial efectivo, una empresa puede pivotar rápidamente y ofrecer respuestas a las nuevas amenazas y extraer valor en oportunidades competitivas.

Por lo tanto, el diseño digital y las capacidades de ejecución son los elementos que mayor nivel de separación otorgan a los ganadores de los perdedores en la economía digital.

Capacidades organizativas esenciales

Entonces, ¿cómo puede una empresa que no nació en la era digital transformarse gradualmente en un negocio digital ágil? Basándonos en el libro “Designed for Digital” encontramos cinco capacidades organizativas esenciales que servirán desarrollar rápidamente ofertas digitales innovadoras:

  • Conocer al cliente: Comprensión organizacional sobre los tipos de ofertas digitales que los clientes desean y están dispuestos a pagar.
  • Columna vertebral operativa (Operational backbone): un conjunto coherente de sistemas estandarizados e integrados, procesos y datos que respaldan las operaciones centrales de la organización.
  • Plataforma digital: abanico de los componentes del negocio, infraestructura y datos utilizados para configurar de forma rápida los productos y servicios digitales.
  • Marco de rendición de cuentas: distribución de responsabilidades para ofertas digitales y componentes que equilibren la autonomía y la alineación
  • Plataforma con desarrolladores externo: Una plataforma digital que permita un ecosistema de asociaciones que ayude a contribuir y utilizar los componentes digitales.

No obstante, no espere que el cambio digital ocurra de la noche a la mañana. En las grandes compañías las transformaciones no son rápidas. El motivo de esto es la cultura de la empresa. Ese orden social implícito de una organización que configura actitudes y comportamientos a largo plazo, al mismo tiempo que define lo que se estimula o se desalienta, lo que se acepta o se impugna dentro de la empresa.

Tecnologías emergentes y cultura empresarial

La integración de tecnologías emergentes y nuevos procesos en la empresa ofrece la oportunidad de rediseñar los roles y cambiar los hábitos de una organización y, por lo tanto, transformar la cultura de la empresa día a día.

Conclusiones

La transformación de un negocio para conseguir el éxito digital es un proceso lento y requiere de un trabajo constante por parte de las personas encargadas de liderar el cambio. Pero la perseverancia en los cambios desembocará en procesos más ágiles que terminarán aportando verdaderas propuestas de valor a los consumidores.

OPTIMICE SU NEGOCIO

Forme parte de las empresas que ya utilizan la tecnología de DAIL Software

ESTO LE PUEDE INTERESAR

ENCUÉNTRENOS EN FACEBOOK

TWEETS RECIENTES

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

ÚNASE A LA CONVERSACIÓN

ENCUÉNTRENOS EN FACEBOOK

TWEETS RECIENTES

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER